1 nov. 2011

Buscó el aire y el aire le envuelve

breve el sueño, rumor tibio la tarde

silencio el aire en el que vive

sed blanca sin voz ni palabra.


El tiempo del vacío ha llegado.


Dejad que se revuelva en la piedra

la muerte desierta descansa

camina sola por el mundo insomne.

Los pájaros sin hojas huyen.


Calma es irse. Es volver.

Distancia es decir lo contrario.

1 comentario:

  1. Bienvenida al país de "nunca jamás volveré a postear".
    Bonito poema que habla de silencio, de quietud, tan necesaria...
    Un placer leela.

    Estel Julià

    ResponderEliminar